Aprobadas nuevas ayudas para autónomos, pymes o pequeños comercios

Aprobadas nuevas ayudas para autónomos, pymes o pequeños comercios

 

Recientemente, el Consejo de Ministros ha aprobado el RDL 5/2021, de 12 de marzo, de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la COVID-19, por el que se acuerda la repartición de tres grandes partidas presupuestarias, que llegan desde la Unión Europea orientadas a la creación de ayudas y subvenciones para autónomos y pymes.

No obstante, es fundamental destacar que algunas condiciones y el proceso de acceso al nuevo plan de ayudas, están aún por determinar, pese a ello se cree que para inicios de verano ya se podrán realizar las solicitudes.

¿Cómo será el nuevo plan de ayudas a empresas?

 

Como hemos mencionado anteriormente, se han acordado la habilitación de tres grandes partidas. La primera y más importante abarca 7.000 millones a fondo perdido que, gestionados directamente por las Comunidades Autónomas, irán destinados íntegramente a sufragar los costes fijos en los negocios de autónomos, pequeñas y medianas empresas durante la pandemia.

Las ayudas de esta primera partida presupuestaria oscilarán entre 3.000 y 200.000 euros, en función al perfil del negocio.

La segunda rama del plan de 1.000 millones de apoyo, irá directo a medianas empresas. Dicha ayuda será gestionada por la empresa pública Cofides, controlada por el Ministerio de Industria, en busca de una recapitalización. Y por último, la tercera partida presupuestaria será de 3.000 millones dirigidos a reestructurar la deuda de las empresas en una situación más delicada, entre aquellas que recibieron uno de los créditos avalados por el ICO que fueron otorgados durante la primera pandemia.

Condiciones para acceder a las nuevas ayudas

 

La concesión de las ayudas a fondo perdido y subvenciones, está condicionada al mantenimiento de la actividad hasta junio de 2022. Además, se exigirá que los beneficiarios no tengan su domicilio en algún paraíso fiscal.

Tampoco recibirán ayudas las empresas que estén en concurso de acreedores o que hayan cesado su actividad en el momento de la solicitud. Se exigirá que los que reciban ayudas no tengan deudas ni con Hacienda ni con la Seguridad Social. Además, las empresas no podrán repartir dividendos, ni aumentar el sueldo de sus directivos durante los dos años posteriores a recibir las ayudas.

No obstante, no hay un compromiso de mantenimiento de empleo.

Repartición de las nuevas ayudas por Comunidades Autónomas

 

De los 7.000 millones a fondo perdido para sufragar el coste fijo de pequeños negocios, 2.000 millones irán directamente a Canarias y Baleares, dos áreas duramente sacudidas por la importancia del sector turístico en su economía.

Los 5.000 millones de euros restantes se distribuirán, tal y como ha establecido la ministra de Economía, siguiendo las condiciones establecidas por el programa de fondos europeos React-EU:

  • Impacto de la pandemia en el PIB de cada territorio (Comunidad Autónoma), con 6/9 puntos en la ponderación;
  • Pérdidas en el ámbito laboral con 2/9 puntos en la ponderación;
  • Tasa de desempleo juvenil (15-24 años) durante la pandemia con 1/9 puntos en la ponderación.

¿Qué perfil de empresa podrá acceder a las ayudas?

 

El plan de rescate va especialmente orientado a los sectores más duramente afectadas por la crisis económica generada por la pandemia: negocios viables de sectores desarrollados por empresas y autónomos del sector hostelero y la restauración. Por otro lado, se integran también las empresas amparadas por la actual normativa de los ERTE. Serían un total de más de 100 actividades económicas como la industria manufacturera, sectores auxiliares al transporte, mantenimiento y aeronáutico o las áreas relacionadas la cultura y el deporte, entre otras.

Puntos claves a considerar:

 

El importe de las ayudas concedidas a fondo perdido (entre 3.000 y 200.000 euros por solicitud), podrán cubrir hasta el 40% de la caída de facturación en el caso de micropymes y autónomos, mientras que el resto de empresas recibirán sólo hasta el 20% de los ingresos perdidos.

Para beneficiarse, los autónomos y pymes no podrán tener cuentas pendientes con Hacienda o la Seguridad Social. Además, con la percepción de las ayudas, también se contrae un compromiso de permanencia de la actividad del negocio hasta junio de 2022.

Por otra parte, estar en activo es un requisito indispensable para solicitar la ayuda con éxito. No se concederá a profesionales o empresas en cese.

  • Autónomos que tributen en módulos o estimación objetiva: cantidad fija de 3.000 euros
  • Micro y pequeñas empresas: entre 4.000 euros y 200.000 euros
  • Requerida una caída mínima del 30% en la facturación, siempre que se registrase un resultado neto positivo en 2019.
  • En los autónomos y las micropymes con hasta diez trabajadores, el primer 30% de caída en facturación no tendrá cobertura. A partir de este porcentaje, las pérdidas se cubren hasta en un 40%.

Para el resto de empresas, se cubrirá un 20% de lo que exceda del primer 30% de caída.


ARTÍCULOS RELACIONADOS


¡SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL DE YOUTUBE!

Comentar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
0
    0
    Tu Cesta
    Tu Cesta esta vacíaFinalizar Compra