La importancia de las patentes y marcas en Madrid

La importancia de las patentes y marcas en Madrid

Las patentes y las marcas son casi indispensables en Madrid cuando se quiere sacar adelante un negocio adecuadamente y dejándolo todo bien atado. Es una ciudad con un gran movimiento económico, cultural y social, por lo que se hace ideal para los emprendedores, pero también hay que contemplar los detalles como el registro de marca para evitar problemas o incidentes. Pero, ¿qué lo hace tan importante?, ¿cómo se puede registrar correctamente tu marca? Resolvemos todas estas cuestiones, a continuación.

Las patentes y marcas en Madrid, ¿por qué son tan importantes?

Las patentes y marcas en Madrid son cruciales a la hora de comercializar productos u ofrecer servicios, es decir, cuando decides levantar un negocio propio. Son lo que demuestra que todo ello es de tu creación y de tu propiedad, por lo que te protege de posibles intrusos o de que un tercero se pueda apropiar indebidamente de tu marca, la que tanto te ha costado montar con tu esfuerzo y dedicación.

Si te decantas por registrar tu marca, además, obtendrás otros beneficios más allá de los legales. Con este asunto resuelto tendrás la potestad de crear campañas y obtener la fidelización de los usuarios que apuesten por tu negocio. Asimismo, la nueva legislación española al respecto, beneficia a los empresarios de las pymes con ciertas ayudas económicas destinadas a innovar, digitalizarse o emprender nuevos proyectos.

Por lo tanto, decantarte por el registro de patentes y marcas puede dar un gran empujón a tu negocio a todos los efectos. Si todavía estás empezando, puede ser el paso definitivo para que tu marca se lance con más fuerza y se popularice en tu sector. También dotará de cierto prestigio a tu propia firma, por lo que solo tienes que dar este paso para prosperar y diferenciarte de tus competidores en la gran ciudad.

Cómo se registran las patentes y marcas en Madrid

Para registrar una marca o una patente en Madrid lo primero que tendrás que hacer es comprobar que no existe, de lo contrario no se te permitirá y tendrás que buscar otra idea o cambiar de nombre. Esto se puede hacer con facilidad gracias a los buscadores online que pone a tu disposición la OEPM.

Una vez realizado esto, tendrás que rellenar un formulario con todos los datos pertinentes y ajustar documentación en el caso de que se te solicite. Es algo que se puede realizar sin necesidad de acudir presencialmente, gracias a los beneficios del mundo digital. Además, tendrá un coste que puede variar según el tipo de registro, siendo para una marca con una sola clase de 147,49 euros.

Si prefieres curarte en salud, algo que es más seguro en buena parte de los casos es dejarlo en manos expertas. En Silex IP, un despacho de abogados especializados en patentes y marcas, te pueden asesorar con todo lo relacionado con este registro e incluso hacerlo en tu lugar para que puedas asegurarte de que no se te escapa ningún requisito legal. Esto simplificará los pasos y te permitirá centrarte en sacar partido de tu negocio.

 


ARTÍCULOS RELACIONADOS

 

 

Comentar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
0
    0
    Tu Cesta
    Tu Cesta esta vacíaFinalizar Compra