10 razones por las que debes contratar a un abogado

10 razones por las que debes contratar a un abogado

 

Cuando nos enfrentamos a un conflicto legal, es necesario buscar la asistencia de un abogado. Aunque hay algunos asuntos legales en los que no se requiere la asistencia de un abogado, siempre habrá situaciones en las que la presencia de una representación legal será beneficiosa. Las lesiones, el divorcio, el incumplimiento de un contrato, la pérdida de un puesto de trabajo, las reclamaciones perdidas, los asuntos penales y, lo que es peor, la condena a la cárcel, son ejemplos de estas situaciones. Mientras que algunas personas creen que pueden representarse a sí mismas en una disputa legal porque no pueden pagar un abogado, te mostraremos cómo, a largo plazo, contratar a un gabinete de abogados como Galan Palmero Abogados, te beneficiará y será la mejor opción para ti.

 

1. La ley es difícil

Si no eres un abogado, probablemente no deberías actuar como tal en algunas situaciones. Incluso los abogados más experimentados rara vez se representan a sí mismos en los tribunales. Los abogados también prefieren especializarse en una o más áreas del derecho, como la defensa penal o la fiscalidad.

Sin la ayuda de un abogado experto y emocionalmente distante, un buen caso puede derrumbarse de un día para otro. Del mismo modo, omitir la contratación de un abogado al iniciar un negocio, examinar un contrato o embarcarse en otras actividades con repercusiones legales puede conducir a problemas que podrían haberse evitado.

 

2. No tener un abogado puede acabar costándote más

¿Qué está en juego? Un caso penal podría llevarte a la cárcel, mientras que una acción civil podría costarte dinero. Y no debes preocuparte, ya que muchos abogados civiles no te cobran nada a menos que ganen tu caso. Además, como demandante en un litigio civil, puedes tener derecho a reclamar los honorarios del abogado, por lo que contratar a un abogado podría ahorrarte o hacerte ganar dinero.

 

3. Los abogados saben cómo refutar las pruebas

Es posible que no puedas saber si una prueba importante en tu contra se obtuvo de forma indebida o si el testimonio de un testigo contradice una declaración anterior si careces de los conocimientos jurídicos necesarios. Y, a lo largo del proceso, ¿manipuló el laboratorio de criminalística las pruebas de forma adecuada? Tu abogado lo averiguará y podrá conseguir que se oculten las pruebas.

 

4. Presentar el documento incorrecto o seguir el procedimiento inadecuado podría poner en peligro tu caso

Puedes tener problemas con los plazos y el protocolo para rellenar y presentar correctamente ciertos documentos legales si no eres un abogado. Una sola presentación tardía o errónea podría hundir tu caso, hacer que se retrase un procedimiento legal o incluso hacer que se desestime el caso por completo (y no a tu favor).

 

5. Tienen acceso a los expertos y testigos que necesitarás de tu lado

Para ayudar en los casos de sus clientes, los abogados cuentan con una amplia red de profesionales. La mayoría de los que no son abogados no están familiarizados con los tipos de especialistas que pueden ayudar con el descubrimiento o impugnar las pruebas o testimonios de la parte contraria.

 

6. Tu caso más fuerte puede ser presentado por un abogado

Incluso si hay pruebas directas que te señalan, declararse culpable o admitir la culpabilidad no es la única opción. Antes de que comience un juicio, un abogado puede explicarte todas tus alternativas y ayudarte a evitar multas potencialmente duras.

 

7. Siempre es preferible evitar los problemas que tener que lidiar con ellos después

Probablemente hayas oído alguna vez que «más vale prevenir que curar». Es por ello por lo que en muchos casos contratar a un abogado te ayudará a evitar posibles problemas legales en el futuro. ¿Comprendes bien la letra pequeña del contrato que vas a firmar y lo que significa para ti en el futuro? De ello se encargará un abogado.

 

8. Los abogados son hábiles negociadores cuando se trata de acuerdos y arreglos

Un abogado con experiencia probablemente se ha encontrado con casos similares al tuyo o sabe lo suficiente como para hacer una predicción calculada sobre cómo se decidirá en el juicio. Un acuerdo es a veces la mejor opción, pero otras veces tiene más sentido llevar tu caso a juicio. Un abogado también puede ayudarte a llegar a un acuerdo justo con la otra parte.

 

9. Es casi seguro que la otra parte está representada por un abogado

Al tratar con el abogado de la parte contraria o al hacer negocios con otra parte que tiene representación legal, los no abogados suelen estar en desventaja. Como ya se ha dicho, la ley es compleja, y un abogado que represente a tu oponente (o incluso a una parte no adversaria que celebre un acuerdo legal contigo) aprovechará esta desventaja.

 

10. Los abogados suelen ofrecer una consulta gratuita

No hay peligro en hablar con un abogado porque muchos se reunirán contigo gratuitamente durante una sesión cara a cara. Una consulta gratuita no sólo te dará una indicación del tipo de asunto que tienes y el posible resultado, sino que también te ayudará a determinar si necesitas contratar a un abogado.

Ahora que ya conoces las razones por las cuales deberías contratar a un abogado, no esperes más. Infórmate en Galan Palmero Abogados. Estarán encantados de asesorarte en todo el proceso.

 


 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

 

 


 

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL DE YOUTUBE!

 

Comentar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
0
    0
    Tu Cesta
    Tu Cesta esta vacíaFinalizar Compra